La amistad surge con el tiempo, los dos deben desprenderse de cualquier lazo amoroso. Respeten los tiempos de ambos y sentirán cuando sea el momento indicado. Lo mejor será que los dos se sientan listos. Para eso pueden tomar con calma esta etapa y analizar las ventajas y las reglas que los ayudarán a mantener una buena amistad.

Ventajas al conservar una amistad con tu ex

Se conocen muy bien

Conocen las reacciones del otro y sus gustos. Se conocen a la perfección, por ello siempre van a tener las acciones y palabras perfectas para ofrecerle al otro ante cualquier situación.

Se tienen confianza

La confianza que crearon a lo largo de su noviazgo es muy difícil que se rompa. No será complicado contarse sus secretos, sus problemas o simplemente hablar de cualquier tema personal porque saben que no se juzgarán.

Se quieren

No dejas de querer a tu ex por completo, pero con el tiempo aprendes a convertir ese amor por cariño amistoso. El amor que se tenían va disminuyendo y con el tiempo entienden que ya no se ven como algo más que muy buenos amigos. Se quieren, son especiales en la vida del otro, se protegen y se apoyan en todo momento.

Se transmiten seguridad

No pierden el lazo de apoyo emocional, se sienten comprendidos y en confianza. Lo importante de esta ventaja es que el apoyo recíproco siempre va a estar sin importar lo que hagan o las decisiones que tomen.

Reglas al conservar una amistad con tu ex

No a los celos

Ya no pueden celarse. Si uno de los dos está saliendo con alguien más, eviten reclamarse o tener conflictos por ello. Recuerden: sólo son amigos y su relación ya quedó atrás.

No a las peleas de novios

No discutan como si aún tuvieran una relación y menos por situaciones por las que peleaban en el pasado. Su amistad es para empezar de cero y porque su noviazgo no funcionó. No tiene caso que regresen a lo mismo si creen que una amistad es la mejor opción.

Olvídense del sexo

Volver a tener sexo con tu ex pareja puede provocar malos entendidos. Una de las dos partes puede confundir las cosas y se darán cuenta de que entonces no todo quedó en el pasado. Será un gran retroceso en sus sentimientos y pueden despertar lo que habían pensado que ya estaba superado.

No puede haber rencores

Terminar su relación sin rencores es complicado porque la mayoría de las veces una de las partes resulta más dolida que la otra. Con el tiempo van aprendiendo a perdonar y a soltar.

Vía: www.culturacolectiva.com

Si te ha gustado este artículos, a continuación te dejamos más que podrían interesarte