Todos somos distintos, cada uno va a su ritmo y hace lo que puede. Y cuando llega el amor, ¡perdemos el control de nosotros mismos! En algunos casos, el corazón se cierra para no amar y en otros, nos enamoramos a primera vista. ¿Qué está bien y qué está mal?

Cada uno responde al amor con lo que tiene. Y hay amores que son irresistibles. Te proponemos un test para que averigües si te enamoras con mucha facilidad o si te tomas tu tiempo.