Las personas que se ilusionan fácilmente, realmente están «enamoradas del amor» y no de la persona en si, tienen una necesidad afectiva, entonces idealizan a la persona que tienen enfrente y piensan que les va a dar todo el amor que necesitan.

De acuerdo a lo que veas en estas imágenes estaremos en condiciones de decirte qué tan fácil es que caigas en las redes de Cupido. ¿Estás list@? ¡Empieza la prueba!

A continuación, varias señales que indican que te enamoras demasiado rápido:

1. Idealizas a las personas

No ves defectos en ese nuevo candidato, y si los ves, los justificas más allá de la seriedad de los mismos.

2. Confundes sexo con amor

Si tuvieron una noche de intimidad sexual, te preguntas: ‘¿Qué somos? ¿Novios? ¿Somos pareja ya?’. “Buscan una definición inmediata con relación a lo que ocurrió, como si sexo fuera igual a amor”.

3. Te hace creer que te “completa”

Necesitas estar en una relación de pareja para sentirte realizada. Manifiestas temor a la soledad, lo que promueve que no se dé el espacio para sanar tras una ruptura, y ya entrar en otra relación.

4. Se convierte en un escape

Adelantas o aceleras tener una relación de pareja como una herramienta para salir del hogar o la situación en la que estás. Una situación en la que solo buscas una pareja solo por el simple echo de no estar solo/a.

5. Reflejas necesidad de sentirte amada

Llama con frecuencia, se torna posesiva o exige atención (búscame, llámame, quédate, aquí conmigo, etc.), y hasta manifiesta celos.


A continuación te dejamos más artículos que podrían interesarte: