Cuando te sorprende tu pareja con la frase “Necesitamos tomarnos un tiempo“, sientes como que te desbaratas por dentro, como una puñalada por la espalda, se siente como cuando estás en el periodo de prueba en un trabajo y cualquier cosa influye en la desición final.

Se busca enfocar los problemas desde fuera de la relación, con otra perspectiva. Quieres a esa persona pero no eres del todo feliz y quieres saber qué ocurre y cuáles son tus sentimientos cuando no estás junto a ella.

Se quieren pero cada vez que intentan solucionar los problemas solamente pelean sin llegar a ningún acuerdo, la relación se deteriora. Darse un tiempo y/o tomar terapia de pareja son medidas habituales en estos casos.

En una pareja donde las cosas no van bien o hay problemas, separarse un tiempo para aclarar dudas o sentimientos y tomar una decisión sobre si continuar o terminar la relación, es una medida habitual y razonable que incluso se toma de manera conjunta.

En caso de que te hayan pedido tiempo, es mejor que tu pareja tenga las cosas claras, debes de aprovechar ese tiempo tú para estar bien contigo mismo, aclarar tus sentimientos hacia tu pareja. Cuando las cosas prosperan, ese tiempo hace que ambos se valoren más, puede ser algo positivo en la relación.

¿Cómo pedirle a tu pareja un tiempo?

  • 1. Debe de ser una decisión de ambos, no se puede imponer el punto de vista de nadie.
  • 2. Se debe de buscar un lugar tranquilo, donde no pase nada si las emociones se desbordan, sentirse en privacidad es lo mejor que pueden hacer, cuando hay testigos, puede ser una escena muy cruel, no debes de exponer a tu pareja a un espectáculo.
  • 3. También es importante que elijas un momento neutral, no debes de tomar esta decisión justo en el momento de una discusión, esto puede hacer sentir culpable a tu pareja y también las cosas pueden salir de proporción.
  • 4. Lo que debes de hacer es saber expresar lo que sientes, y explicar que necesitas ese tiempo por el motivo que quieras, decirlo, que tienes conflicto con algo, que necesitas pensar muy detenidamente alguna decisión, lo que sea que te pase, expresarlo.

Es importante que no culpes a la otra persona por tus sentimientos, te debes hacer cargo de tus propias emociones, esto es evitar decir: “tú me haces sentir de tal manera“, lo adecuado es decir: “yo siento esto en tal situación“, de esta manera no juegas con la culpa y es más sencillo que las cosas se tomen con calma.

Al tomarse un tiempo se busca enfocar los problemas desde fuera de la relación, con otra perspectiva. Quieres a esa persona pero no eres del todo feliz y quieres saber qué ocurre y cuales son tus sentimientos cuando no estás a su lado.

Es importante que se aclare que ustedes se siguen queriendo, el sentimiento no se ha perdido, lo que tratan de hacer es darle solución a algún problema en específico antes de que la relación se siga deteriorando, y es justamente la separación definitiva lo que tratan de evitar.

Tomarse un tiempo o acudir a terapia de pareja, son medidas habituales en las parejas que atraviesan problemas difíciles. Cuando tu pareja te pide un tiempo, lo mejor es aprovechar para también aclarar nuestros propios sentimientos y comportamiento con la pareja.

Muchas veces la pareja sale fortalecida de estas situaciones, aprenden de sus errores y valoran más lo que tienen, por lo tanto no debes de ser pesimista y esperar lo peor, si cada quien pone lo mejor de su parte, esto solamente será un capítulo superado.