Sentir que te quieren es una de las mejores sensaciones que puede haber, porque tú vida ya no es sólo tuya, sino también de otra persona.
Sabes que te quieren cuando hacen lo imposible por hacerte sentir bien, por hacerte la vida más fácil.

Sabes que te quieren cuando lo demuestran, esos detalles que notamos, esos detalles simples pero que nos hacen tanta falta, que si ¿Ya has comido?, ¿Te pasa algo?, Un abrazo, así, de la nada. Detalles que nos llenan de vida.

Sabes que te quieren cuando tratan de hacernos mejor persona, nos aconsejan, nos apoyan y hacen que sigamos por el buen camino. 

Sabes que te quieren cuando son capaces de dejar sus obligaciones por un momento para hacerse caso de algún problema que tengamos, si o si. Simplemente porque le importamos.

Sabes que te quieren si son capaces de hacer locuras por nosotros, da igual si es una enorme o una pequeña tontería, lo harían, porque le da igual lo que digan los demás, a esa persona solo le importará verte reír.

Sabes que te quieren cuando te cuenta sus secretos, los más íntimos y los que no, te cuenta todo lo que a otra persona no se lo contaría, porque te quiere, porque confía en ti.

Sabes que te quieren cuando le da igual las críticas que reciba de los demás al verte contigo, te defenderá o le daría cero importancia.
O simplemente sabes que te quieren porque lo sientes, lo sientes dentro de ti y sabes que no te traicionará, ni se irá. ¿Y tu?, ¿Sientes que alguien te quiere?

Yo espero que sí. 😉