Uno de los actos más románicos que existen es el beso, de hecho ellos son la herramienta perfecta y sobre todo placentera para saber si esa persona es la indicada. Hay muchos tipos de besos, muchas personas lo hacen con la boca cerrada, otros la abren de manera desmesurada, algunos lo hacen de forma lenta e incluso están los que adoran lamer los labios de la pareja. Y entre todas esas variantes se encuentra el beso con mordida.

Estos suelen ser bastante sensuales y aunque para muchos resultan molestos, para la mayoría de las personas son la invitación perfecta a la intimidad.

Seguramente te pasó que alguien al momento de besarte mordió uno de tus labios, si en ese momento no supiste qué hacer o desconoces la razón por lo que lo hizo, tienes que seguir leyendo.

Un beso con mordida puede tener muchos significados. Uno de ellos y el más popular es que se considera bastante sensual, ya que morder los labios de la pareja provoca una sensación de intimidad y de que la otra persona quiere pasar al siguiente nivel. También suele ser una especie de juego, ya que algunas parejas suelen besarse y morderse al mismo tiempo en forma de un suave juego.

Este es uno de los más íntimos, que no se compara con el beso francés ni con los besos con la boca cerrada, incluso tampoco con el famoso beso cabeza abajo que inmortalizó la película de Spider- Man. Este resulta ser más sensual y sobre todo íntimo.

Así que si tu pareja te sorprende con un beso con mordida, no es tan inocente como parece, de hecho te está invitando a tener intimidad.

Beso con mordida. FTambién puedes analizar la situación, ya que no siempre es posible pasar a la segunda base después de una sesión apasionada de besos. Se dice que este es uno de los besos más lujuriosos que se conocen y puede llegar a tener más de un significado.

Para algunos expertos en el tema, cuando la pareja muerde los labios al besar de forma suave es porque en la relación que ambos tienen hay una vida íntima sana y placentera. Como lo afirmó Sheril Kirshenbaum, autora de la ciencia del beso.

 

Si bien no solemos pensar en ellos de esta manera, los labios humanos son la zona erógena más expuesta del cuerpo.

Pero, más allá del significado de los besos y en especial de los que contienen mordida, cada uno de ellos despierta el placer tanto en quien los da, como el que los recibe. La psicóloga Leslie Beth Wish, dice que nuestros labios están llenos de terminaciones nerviosas sensibles que le vienen mandando al cerebro información sobre el deseo y el placer.

Aparte, al besar se presentan cambios físicos notorios, como la dilatación de los vasos sanguíneos, la aceleración del puso y la coloración de las mejillas. La psicóloga mencionó que por otro lado, al besar y morder los labios de la pareja se activan los “químicos del amor” en el cerebro, como la oxitocina, la llamada hormona del amor.

Otra de las cosas que te van a decir mucho sobre tu pareja, es la intensidad de la mordida. Si lo hace de manera suave es señal de que sabe lo que hace y tiene mucha experiencia en la materia, en cambio si la realiza de forma brusca, debe de ser más cuidadoso y seguramente está aprendiendo de sus errores.