El hecho es que las parejas genuinamente felices no tienen que presumir de ello. De hecho, apenas discuten su relación en las redes sociales. Aquí hay ocho razones por las que las parejas con exceso de publicación pueden no estar llevándola tan bien como lo hacen parecer.

1. Convencen a otros para convencerse a sí mismos

Cuando dos personas constantemente publican chistes, confiesan su amor o comparten fotos de ellos mismos haciendo actividades divertidas y románticas, es una estratagema para convencer a todos los demás de que están en una relación feliz y saludable, que en realidad es solo una manera de engañarse a sí mismos para que creer que están en una relación feliz y saludable.

A menudo, las personas que publican mucho más en las redes sociales son las que buscan la validación de su relación de otras personas.

2. Los que publican más tienen más probabilidades de ser psicópatas y narcisistas

Cuanto más a menudo públicas o participas en las redes sociales, es más probable que seas narcisista o, lo que es peor, psicópata. Y en caso de que te estés preguntando, “los narcisistas son compañeros de relación muy malos”, dice el profesor Brad Bushman de la Universidad Estatal de Ohio.

3. Cuando eres feliz, no te distraes con las redes sociales

Las parejas felices, están ocupadas disfrutando de la compañía del otro en el presente. Esto significa que no van a dejar de disfrutar de la compañía de los demás solo para publicar un estado o tomarse una selfie.

Es por eso que verás a esta pareja publicar un collage de su viaje reciente después de que lleguen a casa. Estaban demasiado preocupados por divertirse como para publicar fotos.

4. Las parejas que publican mucho tienden a ser inseguras

Después de encuestar a más de 100 parejas, investigadores de la Universidad de Northwestern descubrieron que quienes publicaron con mayor frecuencia en las redes sociales sobre su pareja, se sienten realmente inseguros en su relación.

5. Las parejas están mejor cuando mantienen los argumentos fuera de línea

En lugar de filmar y cargar un video lleno de furia y blasfemias, por ejemplo, el argumento debe discutirse en privado entre la pareja.

No es necesario que laves tu ropa sucia enfrente de todos tus amigos, familiares, compañeros de trabajo o incluso clientes.

6. Los que publican mucho en las redes sociales confían que su relación los hará felices

Investigadores de la Universidad de Albright llaman a esta relación autoestima contingente. Estas personas usan las redes sociales para jactarse de su relación, poner celosos a los demás o incluso espiar a su pareja.

7. Las parejas felices no tienen nada que probar

Las parejas que son realmente felices no necesitan la validación de las redes sociales para demostrar lo felices que son. No necesitan presumir, hacer que otros sientan envidia o vigilar a su pareja. Están tan seguros y contentos en la relación que no hay necesidad de hablar a borbotones.

8. Las personas que se quedan fuera de Facebook son más felices

Los investigadores también encontraron que los usuarios frecuentes de Facebook eran más propensos a sentirse enojados (20% frente a 12%), deprimidos (33% frente a 22%) y preocupados (54% frente a 41%).

Conclusión

En realidad, realmente no debe de importar mucho lo que dice la investigación. Importa lo que piensas y sientes. Y si sientes que un compañero o amigo tiene un problema de “redes sociales”, es posible que desees analizarlo de cerca.

Si te gustó este artículo, a continuación te dejamos más que podrían interesarte