Eres mi persona favorita y me encantaría ser la tuya. No necesito todo tu tiempo, ni todas tus palabras, sólo quiero saber si algo en mí se volvió especial para ti. Así como yo amo tantas cosas de ti, quisiera que tú extrañaras mi sonrisa por la tarde.

Del mismo modo en el que me encanta escucharte, desearía que me pensaras en mí justo antes de acostarte y sin importar donde estés, me gustaría que una parte de ti prefiriera compartir ese momento conmigo:

28.

La forma en que se arruga tu sien cada vez que ríes conmigo.

27.

La voz que haces cuando quieres juguetear.

26.

Escucharte hablar contigo mismo cuando te concentras en algo importante.

25.

Ver tu sonrisa mientras usas tu mano derecha para peinar tu cabello.

 

24.

La manera en que guiñas un ojo para prender uno de tus cigarros.

23.

Cuando buscas mi mano mientras dormitas a mi lado.

22.

Las conversaciones que tienes con nuestras mascotas.

21.





Cuando tocas mi nariz con la punta de tus dedos mientras veo tu sonrisa torcida.

20.

Cada vez que me besas sorpresivamente cuando intento tomarnos una fotografía.

19.

Que respondas todos y cada uno de los mensajes cursis que te envío en la madrugada.

18.

La combinación de tu loción con el aroma de tu piel mojada.

17.

El tono de voz que haces cuando tratas de explicarme algo que no sé.

16.

Todas las veces que me has despertado haciéndome cosquillas.

15.

Cuando recargas tu cabeza sobre mi pecho sin decir nada después de un día complicado.

14.

Verte cocinar mientras pruebas todos los ingredientes con tus dedos.





13.

Queno tengas miedo de llorar frente a mí.

12.

La paciencia que tienes para armar y desarmar cosas.

11.

Los lunares que forman figuras en tu espalda.

10.

Cuando me peinas el cabello con tus dedos frente a otros.

9.

Serla primera a la que le cuentas tu día.

8.

La forma en que sonríes con la mirada cuando planeas una sorpresa.

7.

La fuerza con la que me abrazas cuando hacemos el amor.



5.

Cada vez que tomas mi pierna durante un ataque de risa.

4.

Cómo se enrojece tu piel después de un día soleado.

3.

Que te pares frente al clóset con la toalla en al cintura y el cabello mojado mientras eliges algo.

2.

El peso de tus brazos rodeando mis hombros.

1.

Cuando me miras y sabes la respuesta aún sin que diga nada.

Con 28 detalles llegaste a convertirte en la persona más especial para mí, pero también en la que más tengo miedo de perder. Cada mueca, cada manía y todo lo que haces cuando estás conmigo es lo que me hace regresar a ti.