weheartit

Todas las relaciones de pareja pasan por varias etapas en donde el amor se ve de manera diferente y la convivencia también cambia.

Aunque inevitablemente los problemas se van a presentar en la relación, hay algunas etapas que verdaderamente son maravillosas y que permanecen en el recuerdo de ambos. Son las que hacen que cuando lleguen los conflictos salgan al ataque recordando todo lo bueno que se tiene en la unión.

La fase del enamoramiento

Por fortuna dura poco, algunos expertos aseguran que suelen ser tres meses en donde se ve a la persona como un ser perfecto, libre de defectos. Es aquí en donde se hacen presentes los nervios, la llamadas «maripositas en el estomago«, el esperar una llamada o mensaje de esa persona.

La fase del conocimiento

Cuando dejamos de segregar las hormonas que nos cerraban los ojos ante los defectos de la otra persona, nos llenaban de adrenalina, emoción y felicidad, pasamos a esta etapa en donde nos vamos dando cuenta de cómo es la otra persona en realidad. Vemos sus defectos y nos preguntamos si estamos dispuestos a tolerarlos.

La fase de la normalidad

Dicen que después de la tormenta siempre viene la calma y esta etapa es prueba de eso, ya que es cuando la costumbre entra a formar parte del juego.

La fase de las crisis

En esta etapa se van a presentar las peleas, los momentos de enfado y en donde se pregunten si vale la pena continuar con la relación. De las grandes crisis siempre saldrán grandes cambios, es por eso que lejos de temerle debemos de agradecer que se nos da la oportunidad de ver qué esta mal en la relación.

La fase de la tranquilidad

Después de haberte enamorado como jamás pensabas que lo harías, haber conocido a esa persona, desde sus defectos hasta sus virtudes, peleado y casi terminado la relación, por fin pudiste darte cuenta de lo que verdaderamente deseas de esa persona, de ti y de la convivencia.

Y tú, si estás en una relación ¿En qué etapa te encuentras ahora?

Fuente: www.enpareja.com