La fobia es definida como un trastorno mental que provoca un miedo o una aversión intensa ante objetos, personas o situaciones específicas.

Con una incidencia de dos de cada 20 personas, algunas de las fobias más comunes son: a la muerte, a la oscuridad, a ser criticados en situaciones sociales, a las arañas, a espacios pequeños, a volar o a la sangre.

Sin embargo, la variedad de fobias se entienden en términos de la diversidad humana, e incluso el concepto se extendió para describir el odio hacia extranjeros o extraños. Siguiendo con el tema de las fobias más extrañas en el mundo, te presentamos algunas de las más raras en el mundo.

Colpofobia

Se define como el miedo o la aversión a los genitales, especialmente a los órganos reproductivos femeninos.

Las causas de este trastorno no han sido aclaradas, pero se considera que la padecen quienes han sufrido de exposición vulgar a los genitales

Pediofobia

Catalogada como fobia a las muñecas, esta aversión reside en la creencia de que el muñeco podría tener vida propia, y que sólo finje ser un objeto.

Entre más realista sea la muñeca, mayor el temor, como es el caso de las muñecas de porcelana, las cuales debido a la palidez característica de este material, provoca mayor aversión.

Deipnofobia

Una de las fobias menos conocidas consiste en la ansiedad provocada por las conversaciones durante alguna comida, misma que en sus formas más severas puede causar que una persona evite comer en situaciones sociales en conjunto.

Es importante aclarar que esta fobia no es propia de personas tímidas, sino de aquellas que puedan haber experimentado normas estrictas a la hora de cenar o que tengan una experiencia en la cual hallan sido ridiculizados.

Ablutofobia

No debe servir como pretexto para quienes no gusten de la higiene personal, pero esta fobia se caracteriza por el miedo a lavarse o bañarse, mucho más frecuente entre mujeres y niñas.

Esta fobia es sumamente extraña, pero quienes la padecen, se enfrentan a difíciles circunstancias sociales en las cuales son aislados por su mala higiene.

Aeronausifobia

Aquellos que temen volar en un avión, también pueden enfrentarse al temor por vomitar o experimentar malestar estomacal.

Las turbulencias o las maniobras de despegue y aterrizaje, pueden causar mareos, mismos que desencadenarían el vómito, y con él, una situación incómoda y vergonzosa.

Agirofobia

Esta fobia describe a el temor de quienes sufren por cruzar las calles, especialmente aquellas vías más concurridas, ante la posibilidad de ser atropellados.

Quienes padecen de agirofobia, presentan graves síntomas de ansiedad ante la necesidad de cruzar una calle, aún en los puntos marcados para ello o en una calle completamente vacía.

Caetofobia

El origen etimológico de la palabra proviene del término “caeto”, el cual se refiere a la fibra de queratina mejor conocida como pelo.

Quienes padecen de esta fobia, sufren de una aversión hacia el pelo, a los animales peludos y a las personas con abundante pelo.

Climacofobia

Los climacofóbiocos experimentan un persistente y “anormal” miedo a las escaleras, subirlas, bajarlas o caer de ellas.

Esta fobia está profundamente relacionada con la acrofobia: miedo a las alturas

Cronometrofobia

Definida como temor hacia los relojes, la fobia está relacionada con el manejo de los tiempos, especialmente la paranoia alrededor de los tiempos en las actividades diarias: llegar tarde o temprano a algún lugar.

Escabiofobia

Esta fobia se define como la aversión a contraer sarna o a las costras.

Quienes sufren de este trastorno no soportan tener costras en su cuerpo o verlas en el cuerpo de alguien con quien estén interactuando.