Si bien estas son las “razones” más comunes con las que los hombres ocultan un acto de infidelidad, hay muchas más que se utilizan a menudo.

No es que sean signo inconfundible de un acto deshonesto es decir, no tienes que pensar que porque la has oído de tu novio te está engañando pero sí son las más frecuentes cuando se presentan estas situaciones:

“Es el cumpleaños de mi tía, va a estar aburridísimo, sino sí te invitaba…”

Si está al comienzo de su relación, él sabe que no vas a insistirle para convivir con su familia. También, que no vas a marcarle a su tía, mamá o hermana para preguntarle si, en efecto, él está ahí.

infidelidad

“Me siento mal, no quiero contagiarte”.

Hay quienes además de mentir, chantajean.No sólo les interesa ocultar una infidelidad, sino buscar la manera de que sientas que está haciendo algo lindo por ti. De esta manera no podrás molestarte ni dudar de él.

No sólo les interesa ocultar una infidelidad, sino buscar la manera de que sientas que está haciendo algo lindo por ti. De esta manera no podrás molestarte ni dudar de él.

“Es novia de un amigo / es lesbiana / es una prima”.

Busca demostrarte que es imposible que tenga algún tipo de atracción por la chica de quien le preguntas. Inmediatamente la hace pasar por una persona por completo inaccesible.

“Me quedé dormido”.

Claro que pude ocurrir que se quede dormido o sin pila o sin señal, pero al parecer, ésta es una excusa recurrente. No hay que dar más explicaciones, no hay nada que preguntar y tú sólo tendrás que ser comprensiva. Fácil, ¿no?

infidelidad 2

“Estás de malas, mejor luego nos vemos”.

Echarte la culpa a ti es la mejor y más rápida manera para deshacerse de un problema y dártelo a ti.

Si has tenido un mal día y estés o no estés molesta él encuentra la oportunidad ideal para hacerte a un lado en sus planes y que tú no te sorprendas por ello.

“Ella me coquetea”.

Es una manera cobarde de deshacerse de responsabilidades. Implícitamente, te advierte que hay una especie de coqueteo con otra persona por si encuentras algún mensaje o llamada y al mismo tiempo, salvarse de cualquier tipo de implicación que tenga que ver con él.
Esto no debe despertar tu paranoia: si tu pareja va a ser infiel, lo va a ser y no habrá nada que pueda evitarlo.

Por más que cuides sus palabras, sus mensajes, sus llamadas, su ropa, encontrará una manera de hacerlo. No pasa nada; una vez que lo sepas, puedes dejar esa relación.

Créditos: Cultura Colectiva