A veces las relaciones de pareja dan mucho trabajo y se vuelven horriblemente complicadas. Pero si nos paramos a pensar, nos damos cuenta de que tener una relación saludable es muy sencillo siempre y cuando los dos sean capaces de dejar de lado sus propias inseguridades y malas experiencias del pasado.

No hace falta compartir los mismos gustos; lo saludable pasa por otro lado. ¿En qué tipo de relación estás?

En una relación saludable ambas personas deben:

  • Tratarse con amabilidad y respeto
  • Ser honestos el uno con el otro
  • Gustarle pasar tiempo juntos
  • Mostrar interés en las cosas que son importantes sobre usted y su pareja.
  • Respetar los límites emocionales, físicos y sexuales de ambos.
  • Hablar honestamente sobre sus sentimientos.