Ser positivo tiene que ver con esperar siempre el mejor resultado de las cosas. Eso sí, siendo conscientes de que puede ocurrir algo que consideremos malo pero sin que esa situación nos derribe o supere. Es apostar por lo mejor, pero siendo mentalmente fuertes y maduros para entender y aceptar que algo puede salir mal en el camino y que no por ello, debemos desanimarnos, culparnos o victimizarnos.

Quizá lo más difícil del optimismo es mantenerlo incluso en medio de una mala racha. Las personas positivas tienden a creer que, ante una buena noticia, ésta se debe a su capacidad y confianza, mientras que contemplan las malas noticias como un asunto pasajero.

Esta clase de razonamiento invita a relativizar lo malo y a aferrarse a lo bueno con el único objetivo de disfrutar del presente. La esperanza, la posibilidad de que el curso de los acontecimientos es el que es y no flagelarse ante un problema o una resolución negativa hace la vida mucho más sencilla. ¡Créetelo! Dicho esto, te dejamos con este test para que compruebes si eras una persona positiva o no.

Si te ha gustado, a continuación te dejamos más artículos que como este, podrían interesarte.