Algunas personas no saben estar solas y buscan siempre la compañía de los demás, pero eso no significa necesariamente que sean muy sociables, sino que lo suyo podría ser un caso de dependencia emocional, o una necesidad insoslayable de sentirse protegidos, aun después de haber dejado muy atrás su infancia.

Las personas introvertidas viven «hacia dentro», interesadas en sus pensamientos y sentimientos. Las personas extrovertidas viven «hacia fuera», se interesan en las personas que le rodean y en conocer el mundo en el que viven.

Puede que seas de los que no saben estar solos o, por el contrario, que no sientas ninguna necesidad de entablar amistades. Responde al test, y averigua si eres una persona extrovertida o introvertida.