@gisselromeropoxtan_1

Las caricias tienen múltiples significados que se interpretan según la zona del cuerpo en la que se realicen. El caso de los labios es muy especial, pues son una parte muy sensual del rostro y de la boca. Aunque los besos también son caricias, pero realizadas con los labios, aquí hablaremos de las caricias que se dan con las manos o con la punta de los dedos en los labios.

Las caricias en los labios son placenteras e íntimas, pero deben realizarse con sumo cuidado y delicadeza, ya que la piel de los labios es muy sensible, delgada y carece de células sudoríparas.

@cris_tugores

Los labios cuentan con numerosas terminaciones nerviosas y, es por eso, que son una de las zonas más sensibles y delicadas de todo el cuerpo. Su color se debe a que su piel es más fina y, por lo tanto, podemos ver con más facilidad los vasos sanguíneos que dan ese característico tono rosado a los labios.

Cuando alguien acaricia tus labios de esta forma, indudablemente tiene serias intenciones de seducirte, le agradas mucho y quiere que lo sepas en ese preciso momento.

El deseo

Las caricias en los labios denotan un fuerte deseo por parte de tu pareja, que también está cargado de ternura. Significa que, si tú también lo deseas, él se iría a la cama contigo de inmediato.

Para acariciar los labios de la mejor forma, debes sentir un enamoramiento inusual por la persona acariciada, mirarla a los ojos y e intentar decirle: “no más palabras”, y después de tocar sus labios, besarla tiernamente pero siempre con delicadeza porque los labios, con el paso del tiempo, se hacen cada vez más finos.

Ello se debe a que al hacernos mayores disminuye la síntesis de colágeno, una proteína que, entre otras funciones, se encarga de dar volumen a los labios.

Fuente: enpareja.com