La primera impresión que causamos es la imagen mental que crea sobre nosotros una persona que nos acaba de conocer. Sólo hacen falta 90 segundos para que alguien forme una primera opinión sobre ti, y sin embargo hace falta mucho más tiempo y esfuerzo para conseguir cambiarla.

¿Crees que transmites la sensación de ser una persona seria y tímida o, por el contrario, crees que todos piensan que eres la alegría de la huerta después de hablar con ellos durante un par de minutos? Con nuestro test puedes descubrir qué piensan los demás de ti cuando te conocen.

Así sabrás que si esa imagen que das no coincide con la real, siempre puedes intentar cambiarla, ¿no? A veces, una simple sonrisa puede ser capaz de darle la vuelta a la percepción que tiene el resto de ti.

Con este test te ayudamos a determinar qué primera impresión das a las personas:

Si quieres cambiar la primera impresión que alguien se ha forjado sobre ti, es importante que la próxima vez que os veáis sea en otro lugar o contexto diferente al que os conocisteis.

Por el contrario, la primera impresión dominará sin importar la cantidad de veces que vuelvas a ver a esa persona. Además, cuanto más nos parecemos a la otra persona mayor es la confianza y la impresión positiva que generamos.