Cuando estamos enamorados, actuamos de una manera diferente, y más aún cuando esa persona especial está al lado nuestro. Es una sensación inexplicable, que nos hace sentir y hacer cosas que no haríamos en otras circunstancias.

El enamoramiento es extraño y a la vez un poco loco: nos afecta físicamente a través de las hormonas (se ha demostrado que el amor afecta al cerebro de una forma muy similar a la adicción a la cocaína) y psicológicamente, por nuestro comportamiento inusual.

Con estos diez ejemplos sabrás de qué hablo.

1. Tus hormonas se alocan

Tus mejillas se sonrojan, te sudan las manos y tu corazón late muy rápido. Tus pensamientos comienzan a girar alrededor de una sola persona. No hay nada que puedas hacer: el amor hace que parezcas un poco loc@.

2. Piensas en él o en ella todo el tiempo

Si al levantarte tu primer pensamiento es para él o ella, ten por seguro que ocupará un gran espacio en tu mente a lo largo del día. Este fenómeno sucede inconscientemente, pues tu cerebro mantiene activa su parte posterior, ligada a la atención.

3. Sonríes cuando estás sola

Sabes que estás enamorad@ porque experimentas una extraña sensación de felicidad aunque él o ella no esté a tu lado. Te hará sonreír una canción o una simple foto de Facebook, y los demás se preguntarán por qué te ves tan diferente.

4. Te vuelves ligeramente obsesiva

Te sorprendes pensando con frecuencia en dónde está tu anamorad@ y qué estará haciendo. Al mismo tiempo, lo recuerdas cuando ves algo que le gusta o que asocias con él: hasta los más pequeños detalles.

5. Haces cosas embarazosas

¿Has visto alguna escena de película donde el enamorado arroja una piedra a la ventana de su chica y la rompe, con gran escándalo? Hoy podríamos cambiarla por un baile en algún lugar público, estilo flashmob:muchos son grabados y circulan en Youtube.

La cuestión es que estar enamorad@ te hace realizar cualquier cosa para hacerle saber a esa persona especial que la amas.

6. Consideras actividades que ni siquiera te gustan

El enamoramiento te hará hacer cosas que antes no hubieras pensado posible. Por ejemplo, tomar clases de yoga o de baile juntos (en el caso de ellos); ver un partido de futbol o deportes en general (en el caso de ellas).

7. Te preocupas más por tu apariencia

Ahora tienes una razón para arreglarte y lucir bien. Antes de salir te aseguras si ya te has perfumado; revisas en el espejo cómo te ves; comienzas a hacer ejercicio en lugar de quedarte frente a la televisión o la computadora.

8. Cantas de felicidad

Cuando te sientes enamorad@ te sientes feliz, y esa felicidad no se puede mantener siempre en tu interior. Expresas ese sentimiento tarareando o cantando; quizá hasta bailes sin que te des cuenta de que te observan.

9. Cambias tus costumbres

Puedes sorprender a tu pareja deteniéndote a comprar su comida favorita y hasta reportándote enferm@ en la oficina para pasar un rato con él o con ella. Aunque hacer estas cosas pueda ser inconveniente para ti, estás content@ al hacerlas. Realmente disfrutas hacer un esfuerzo para complacer a tu compañer@ y mostrarle cuánto te importa.

10. Lo miras con ojos de amor

Cómo dice el viejo y conocido refrán: el amor es ciego. Cuando estás enamorad@, el amor te hace ver que todo lo que tu pareja hace es perfecto, interesante o sorprendente. Cada palabra que diga parece mágica. No ves las faltas que pudiera cometer, así que perdonas fácilmente cualquier detalle.

Estar enamorados, pues, nos vuelve un poco locos, pero también inmensamente felices, porque es emocionante y adictivo como una droga.