A la mayoría de las personas el atractivo físico es de suma importancia al momento de la conquista. Si bien es cierto que la apariencia física es importante, hay otras características que pueden enamorar a cualquiera Las mujeres se sienten atraídas por los hombres que son honestos, respetuosos, inteligentes, buenos compañeros y con buen humor. Existen muchos rasgos que hacen que una persona sea irresistible. Mira cuáles son:

El sentido del humor

Según un estudio, las personas que son divertidas, están siempre sonriendo y tienen sentido del humor son más atractivas.

El humor bueno es considerado por muchos como un elemento positivo para mantener relaciones a largo y corto plazo. Para lograrlo debes de empezar a verle el lado positivo a todas las cosas por más desagradables que parezcan.

La inteligencia

Este tipo de personas captan la atención a todos los lugares a los que van, ya que saben tratar a los demás de acuerdo a cada ocasión. La extroversión y la capacidad de relacionarse abiertamente es un atractivo que no pasa inadvertido para nadie.

De acuerdo a varias investigaciones, encontramos a las personas más atractivas tomando como referencia la forma en la que se relacionan con los demás.

Madurez sentimental

No hay una edad definida para que una persona madure, pero las personas nos sentimos más seguras con una pareja que tenga objetivos claros, metas a futuro, un plan de vida y que actúe con inteligencia a estar al lado de alguien que todavía no haya «sentado cabeza» o aterrizando en la realidad.

Debes de tener en cuenta que madurar es un proceso y no una acción en sí.

Ser original

Depende en mostrarle tal cual eres, esta es un arma demasiada poderosa cuando se trata de seducir.

Ser original en cuanto a sentimientos, es decir expresar lo que sientes sin avergonzarte, sin temer. Simplemente ser tú mismo siempre y en todas las situaciones. Debes de ser sincero (a), espontáneo (a) y sobre todo no temer mostrar tu «verdadero yo».

Ser segur@ de sí mismo

Una persona que no duda de lo que vale, que se muestra tal cual es sin temor a ser rechazado. Emprende cada uno de sus proyectos sin dudar o huyéndole al fracaso.

Alguien que se arriesga, que no teme a que las cosas no salgan como lo espera y que jamás se queda con «las ganas» le resulta atractivo a todo el mundo.

Como podrás darte cuenta, la atracción entre dos personas va más allá de lo físico. Trata de seguir creciendo como persona, fortaleciendote y verás que le resultarás irresistible a todos lo que están a tu lado.