ACÉPTATE COMO ERES, CON TODO Y DEFECTOS

Todos tenemos esos defectos que nos hacen personas únicas e inigualable. Que podemos sacarle de quicio a alguien o hacerlo reír con nuestras ocurrencias. Ser una persona completa es tener esas cosillas que te hacen ser distintos a los demás, un poco más interesante. Y no el típico chico/a perfecto que no tiene nada de malo, en un momento esas personas comienzan a aburrirte y quieres buscarle algo porque sabes que una persona se pronuncia más cuando tiene esos defectos. Si fuéramos perfectos, ¿Qué les daría sabor a nuestros días?

Todo se te olvida

No recuerdas casi nunca cuando son los cumpleaños, las citas, lo que tienes que llevar en una reunión, tus llaves. No tomas mucha importancia a lo que te rodeo, se te olvida muy fácilmente. Lo bueno de esto es que los malos ratos también pasan desapercibidos, así que vives feliz y sin rencores.

Tus manías

Quieres siempre sentarte en el mismo lugar, te lavas las manos más de 18 veces al día y te esfuerzas porque los cables de los electrodomésticos estén bien enchufados, incluso en casas ajenas te fijas en eso. Así eres y quien te quiere te debe aceptar con todo y mañas.

Las bromas que sólo a ti te hacen reír

Nadie entiende tu estilo del humor, siempre es tan peculiar. Las personas dicen que tus bromas son tontas, pero a ti no te interesa. Mientras seas feliz con eso, y no haces daño a nadie sigue con tus bromas que sólo tú lo entiendes.

La extraña manera en que logras descomponer todo lo que tocas

Eres una persona muy destructible, sin querer queriendo cuando agarras algo siempre lo terminas malogrando o rompiendo. Es por eso, que nadie quiere dejarte nada en tus manos, porque tienen miedo que ocurra un accidente. Algo que es usual en ti. Todavía no encuentras una explicación a eso, pero sospechas que algún día la ciencia querrá estudiarte.

Los sonidos raros que haces al reírte

Cada vez que te ríes se escucha como si tuvieras un puerquito bebé viviendo en tu garganta. Lo bueno de tu risa es que siempre alegra los días a los demás, porque terminan gozando tu risa.

Los pasos de baile que nadie más haría en público

Te alucinas el mejor bailarín de la pista, quieres siempre demostrar tus pasos únicos que lo has practicado de seguro en tu habitación. Te sientes bien demostrarlo, aunque varias veces te han dicho que son raros, pero mientras tu mamá te aplauda no importa los demás.

Tu honestidad sin límites

No tienes filtro al hablar y siempre estás diciendo lo que piensas, por ello siempre te has ganado muchas situaciones incómodas. Sin embargo, tus amigos te aprecian mucho porque eres una persona sincera, que siempre dice lo que piensa sin ocultar nada.

Fuente: http://utopico.co