No importa si en estos momentos te encuentras soltera, o en una relación, ¡todas hemos pasado por el hecho de que nos inviten a salir y vivir una serie de cositas que pueden llegar a ser incómodas, confusas y complicadas durante una cita.

¡Te decimos cuáles!

1. Descifrarlo.


Nada más incómodo que descifrar en qué plan te invita a salir; ¿es en plan de amigos?, ¿es una cita?, ¿solo nosotros dos o en bola?, ¿qué está pasando aquí?

2. Fin.

Ok, sales con él y les va bien, la cita acabó y ¿ahora? ¿Qué sigue? ¿Lo beso? ¿Solo digo adiós? Lo sabemos, es confuso e incómodo.

3. Presión.


Ya sabes, estás actuando lo más cool y relax posible y sabes que él está haciendo lo mismo y llega a ser incómodo, ¡porque los dos se ven súper nerviosos!

4. Pánico.


El momento de saber que es la primera cita y morir de nervios por mil cosas: “¿Qué me pongo?” “¿Qué haremos?”. ¡Alguien sálveme!

5. Mensajes.

Ya salieron y estuvo bien, ¿ahora qué hago? Le mandas un WA diciendo que te la pasaste súper. No, mejor espera a que él te escriba. ¿Qué hacer? ¡Es un tormento!

6. Otra cita.

Lo complicado de saber si estuvo bien y te invitará a salir de nuevo, si realmente tú quieres volver a salir, si vale la pena volver a salir. Dios, ¡ya termina con esta agonía!

7. Hablar.


No saber si estás hablando demasiado de ti, o si no estás dejando hablar mucho a la otra persona y que él no sepa cuando parar. En serio, ¡queécomplicado es esto!

Esto de las citas puede a llegar a ser una agonía, pero también está padre. Así que tranquila y disfruta.