Aunque WhatsApp llegó a cambiarte la vida, también es responsable de arruinar las relaciones de pareja si envías estos mensajes. Os decimos cuáles son para que cuando los escribas, des marcha atrás.

1. Un solitario “OK”

Se aplica cuando tu chico te ha enviado un mensaje con tremenda explicación del por qué no pudo llamarte a las 8 p. m., tal y como te lo prometió, pues no había salido de una junta de trabajo.

También cuando por un inconveniente de última hora no podrá asistir a tu graduación o porque decidió quedarse en casa a cuidar a su madre porque está enferma. Si respondes con un solo “ok”, lo tomará como incomprensión y hasta una ofensa.

Giphy

2. Preguntar, “¿y qué haces?”

Te pregunto, ¿cuál es el primer mensaje que te gusta recibir de un chico? No creo que sea un seco “¿qué haces?”. Cuando le escribes a una persona en WhatsApp, lo primero que debes hacer es saludar. ¡Es básico! Si vas al grano y preguntas qué está haciendo, pensará que le estás siguiendo la pista y que ya lo stalkeaste en sus redes.

Si buscas un pretexto para solo hablarle, cambia tu técnica porque no es la más correcta y lo que harás será alejarlo si apenas lo estás conociendo. Si por el contrario ya es tu pareja, corres el riesgo de que si lo haces muy seguido te reclame.

3. “Te vi en línea y no me respondiste”

Si eres una chica que cada dos minutos revisa si tu chico está en línea, el WhatsApp te está robando tranquilidad, peor aun si le reclamas que le enviaste varios mensajes y no te contesta.

No permitas que tu teléfono se convierta en el peor enemigo de tu relación porque el amor se basa en confianza. Si le envías una serie de mensajes seguidos, lo que provocarás es que se sienta hostigado, y con más razón no querrá responder. Si no lo ves en línea, evidentemente es porque ahora mismo no tiene su móvil cerca o lo tiene en silencio.

Giphy

4. “Todo pasa por algo”, “el interés que solo se nota a ratos no sirve”…

Enviar indirectas no es de mujeres maduras. Cuando publicas este tipo de frases en tu estado de WhatsApp, no solo las ve tu pareja, sino todos tus contactos. Si tienes una diferencia con él, toma tu teléfono, busca su contacto y háblale directamente. Nadie tiene por qué enterarse de que tienes problemas con él.

5. “¿Aún hablas con tu ex?”

Un tema tan delicado no se habla por WhastApp. Si quieres saber si realmente lo hace, enfréntalo cara a cara. Tú lo conoces bien para saber cuándo miente. Si se justifica con que “somos amigos”, valora si es prudente continuar con tu relación porque estarás consciente de que él sigue estando cerca de una persona que es parte de su íntimo pasado.

6. “¿Qué haces despierto a las 2 a. m.?

Si ves que él está en “línea” en la madrugada y le envías este mensaje, de seguro lo tomará como que estás siendo posesiva. Acá es cuando el consejo de tu madre de no hacer lo que no te gustaría que te hicieran toma relevancia.

Quizás a ti no te gustaría que te cuestionen tu vida con este tipo de mensajes porque consideras que eres una mujer libre, él también. Si ya notas que la situación es recurrente, antes de discutir a través de una pantalla, afrontarlo cara a cara es lo correcto.

A continuación te dejamos más artículos que podrían interesarte.

Vía: siempremujer.com