¿Crees haber encontrado el amor de tu vida? ¿El príncipe azul con el que siempre soñaste? Si es así, ¡felicidades!, porque aunque muchos digan que eso que anhelamos es difícil de hallar, la verdad es que por alguna razón del destino la suerte, o la casualidad, ese hombre llegó a tu vida y te está haciendo la mujer más feliz del mundo.

Pero, ojo, siempre hay que considerar que aunque todo parezca perfecto y maravilloso, algunas relaciones se pueden volver tóxicas y potencialmente insanas.

Esos errores son…

1. Ser demasiado dependiente

Errores en una relación

La relación debe ser parte de tus prioridades, pero no ocupar toda tu vida. Por ejemplo, si los amigos organizan una fiesta, pero no confirmas asistencia hasta que estás segura de que él puede ir contigo, esa es una situación de dependencia. Otro ejemplo es no permitir que la otra persona haga las cosas por su cuenta o no respetar su necesidad de tiempo solo.

2. Ser demasiado independiente

Si ser dependiente no es saludable, tampoco lo es andar por la vida sin preocuparte por el otro; comprometerse es clave para el éxito de la relación. Hay algunas decisiones y situaciones que vale la pena considerar en pareja y llegar a respuestas que satisfagan a ambos.

Por ejemplo, cuando se trata de definir tener o no hijos, o algunas más simples como decidir adónde ir a cenar.

3. No estar dispuesta a hacer ningún sacrificio

Errores en una relación

Estar en una relación requiere a veces hacer sacrificios, desde definir el concepto de exclusividad o de relación abierta, hasta cambiar ciertas rutinas.

Lo importante es considerar que estando en pareja se pueden lograr acuerdos razonables, pero si uno de los dos o los dos no están dispuestos a ceder, el pronóstico no es alentador.

4. Ser incapaz de comunicarte sobre cosas que te molestan

Errores en una relación

Aunque tu pareja tenga los mismos gustos, comportamientos y modales, nada será igual al 100%, incluso hay algunas cosas que te molestan de él y viceversa, y si no son capaces de comunicarse de forma saludable, la molestia se acumulará y creará tensión y frustración que a la larga mermará la relación, dándole más peso a lo negativo que a lo positivo.

Es importante comunicarse sin ofenderse y también estar dispuesta a escuchar lo que él tenga que compartir, y los dos a cambiar en la medida de lo razonable.

5. Patrones de desigualdad

Errores en una relación

Actualmente las personas en una relación pueden ser iguales, pero inconscientemente se puede caer en patrones anticuados de desigualdad.

Si tu pareja y tú tienen trabajos de tiempo completo (independientemente de que uno de esos trabajos consista en cuidar a los hijos durante el día), lo más sano es que los dos contribuyan con las tareas domésticas; las pueden organizar de acuerdo con los gustos y habilidades de cada uno, el caso es no generar situaciones en donde uno sienta que aporta más que el otro.