Nadie muere de amor dicen…pero ¡cómo duele un desamor! Te encuentras en una relación y de pronto todo se termina, la persona a quien amas te deja, te abandona, y sientes morir… Tranquila no morirás, te repondrás y saldrás adelante pero antes pasarás por todas éstas etapas

1. Negación y confusión

No podemos creer que ésto nos esté pasando, nos decimos a nosotras mismas que es sólo una pelea pero que vamos a volver. Nos sentimos confundidas, comenzamos a pensar si realmente alguna vez hubo amor, si nos quisieron de verdad o todo fue un engaño.

2. Tristeza y depresión

Luego que dejamos de negarlo y a caer en la cuenta de que sí es cierto nos aborda una gran tristeza, empezamos a recordar las canciones que escuchábamos juntos, las películas juntos, todos los detalles y nos comenzamos a sentir deprimidas, no nos da ganas de levantarnos, ni de salir, ni de nada…

3. Ira y enojo

Luego dejamos los recuerdos de lado y nos deshacemos de ellos, nos agarra una especie de maldad y queremos hasta vengarnos de esa persona tan déspota que nos dejó, nos invade la ira, el enojo, la bronca.

4. Euforia y estabilidad

Pero pronto un día comienzas a sentirte llena de energía y con ganas de “comerte” el mundo nuevamente, comienzas a ser tú otra vez, te pones nuevas metas, dejas la tristeza de lado y te sientes emocionalmente estable y lo más probable es que llegue alguna nueva persona a tu vida…

Fuente: www.proe.club