Con frecuencia nuestros amigos cercanos son entre cuatro y siete personas, tal vez de ahí provenga el dicho que asegura que “los verdaderos amigos se cuentan con los dedos de la mano“; sin embargo, las redes sociales incrementan las amistades que tenemos.

Cada vez es más frecuente oír a alguien que asegura conocer a otra persona a través de Facebook, Twitter o alguna otra red social.

Aquí un ejemplo de los tipos de amigos que tenemos:

El intenso que por todo hace drama

Sabes que te defenderá a toda costa y que no deberás tener graves problemas para que él esté detrás de ti apoyándote; aunque a este amigo también consideras mejor mantenerlo al margen y evitar que se entere de lo más desastroso en tu vida, pues nunca hay forma de saber qué tan mal reaccionará.

Con el que puedes compartirlo todo porque jamás te juzga

Un amigo al que le cuentas todos tus secretos y sabes que te apoyará a pesar de que el panorama luzca bastante mal.

El activista que se solidariza con toda acción social

Es un soñador que piensa cambiar el mundo con esfuerzo y dedicación por más utópicas que parezcan sus metas.

No lo ignores porque tal vez podría sorprenderte.

Con el que todo el tiempo te mandas mensajes e imágenes divertidas

Los memes, las fotos con retoques, imágenes que describen a la perfección algún momento o un video que alegre su mañana.

Aquel que es casi tu hermano

Sabe todo de ti, se conocen desde hace años y ambos se cuidan como si fueran de la misma familia.

Sus padres se conocen y hasta suelen tener reuniones en donde todos estén incluídos. Conoces su casa tan bien como la tuya y no hay nada que no sepa de ti.

El que nunca tienes tiempo de ver aunque siempre están en contacto

Seguro son amigos desde hace mucho y siempre quedan en una cita que al final se queda en el aire; sin embargo, gracias a las redes sociales, nunca pierden contacto.

El que se ha convertido en tu confidente brutalmente honesto

Aquél que te dice las cosas tal y como son, sin ningún tipo de consideración o alguna mentira piadosa.

Ese amigo sabe que te dolerá y que es mejor un golpe en seco, a muchos que te destruyan poco a poco.

Con el que compartes todos tus recuerdos de la infancia

Puede ser un amigo con el cual viviste las aventuras más intensas en la primaria y secundaria o simplemente, aquél con quien recuerdas detalles de una infancia que ya no está.

El amigo social

Aquél que conoce a todos en tu círculo de
amigos y el más activo en tus redes sociales.

Está familiarizado con Internet más que el resto y siempre comparte las mejores tendencias en video.

El que es totalmente opuesto a ti

No sabes cómo es que su amistad creció tanto. A ti te gusta la fiesta y él prefiere quedarse en casa, tú eres la persona más aficionada a la carne y él no la soporta, chino y lacio, alto y bajo.

Tu pareja de baile en todas las fiestas

Sabe bailar y le gusta. No hay un motivo para tener una pareja estable si vas con ese amigo, que es mejor en la pista que cualquiera.

Ese amigo que a nadie le cae bien pero tú lo defiendes a toda costa

Un amigo cuya intensidad lo haga ser algo con lo que no toda la gente está de acuerdo.

Tal vez sea su afición por la música, el incontrolable beat que mueve su cuerpo, la insistente crítica que hace al resto de las personas o su humor poco indicado pero tú, a capa y espada, lo defiendes porque sabes que es tan buena persona como el resto de tus amigos.

El deportista

Con una dieta que se basa en atún y agua simple, ese amigo siempre está en forma, va a maratones, carreras, competencias deportivas o simplemente tiene una rutina establecida para el gimnasio.

Aquél que comete las indiscreciones más atroces en los peores momentos

Como cuando no querías que alguien supiera tu más íntimo secreto o la fiesta sorpresa que tardaron tanto tiempo en planear… no es un buen confidente, pero sí un gran amigo.

Amigos con derechos

Aquellos que no tienen una relación estable seguro tienen algún amigo así, que hace sus momentos de ocio más placenteros y menos rutinarios.

Está ahí cuando lo necesitas y sabes que no existe riesgo de enamorarse, pues simplemente son amigos.