Cuando terminamos una relación, casi siempre uno sale más afectado que el otro, esto conlleva a que la persona afectada busque por todos los medios saber que haces, con quién estás, si estás feliz o no etc… Puede llegar a ser agobiante pero es por el simple hecho que aún no lo ha superado y busca una segunda oportunidad.

Estas acciones son muy visibles si te fijas bien en unos aspectos que pueden notarse muy fácilmente. Aquí te dejo unos cuantos.

10.

Publica memes, frases o cualquier cosa en sus redes sociales con referencia a su ex (o sea tú) o a su relación, pero jamás se expresa en contra tuya ni de manera ofensiva.

9.

Pregunta por ti a amigos en común y jamás les pide que no te cuenten que lo hizo.

8.

A través de sus redes o en conversaciones con personas que también te conocen a ti aclara que no tiene una relación con nadie.

7.

Toma rutas o pasa por caminos en los que sabe que muy probablemente estarás tú.

6.

Te marca y cuando contestas cuelga rápidamente para después textearte que «se equivocó».

5.

Cuando te metes a whatsapp para ver su última conexión o su foto de perfil, casualmente comienza a «escribir» pero jamás te llega ningún mensaje.

4.

Te visita para regresarte las cartas que le regalaste o cualquier detalle que le hayas obsequiado y al final te dice que se arrepiente de devolvértelos y que ha decidido quedárselos.

3.

En caso de que ocurra alguna situación extraordinaria o rara, por ejemplo un fuerte temblor, tu ex se comunica contigo para «verificar» si estás bien y luego vuelve a desaparecer.

2.

Llama tu atención de forma ridícula, por ejemplo: le pregunta a tu hermana(o) o mejor amiga(o), por whatsapp o inbox, si estás bien y le pide que se mantenga al pendiente de ti porque sabe que estás atravesando un momento difícil y no quiere que sufras.

1.

Cuando se atreve a comunicarse contigo te escribe cosas como: «Sabes que te amo, pero no podemos estar juntos ahora». Es decir, te deja claro que en «otro momento» tal vez sí.

Todo lo que continúa atándote a alguien que te hizo daño, eso que todavía extrañas de la persona que te hirió tanto, la curiosidad que aún te despierta quien te abandonó o engañó y la inexplicable tristeza que inunda tus días y te despierta en las noches es lo mismo que te hace preguntarte todo el tiempo si él o ella ya te habrá superado.

Si te ha gustado el artículo, a continuación te dejamos más que seguramente te podrían interesar y/o gustar.